Diástasis de huesos propios · Cirujano plástico Dr Fernández Blanco

Clínicas Fernández Blanco en Madrid y Marbella, Málaga
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468

Inicio »Tratamientos »Cirugía facial secundaria » Rinoplastia secundaria » Diástasis de huesos propios

Diástasis de huesos propios

Rinoplastia secundariaRinoplastia secundaria

Qué es

Decimos que hay una diástasis de huesos propios cuando tras la rinoplastia los huesos quedan separados, sin cerrar, y se ven dibujados en el dorso nasal.

A qué se debe

En la rinoplastia normalmente se busca eliminar la giba nasal. Para ello se corta la parte superior de la estructura ósea, como si del techo de una tienda de campaña canadiense se tratara, lo que hace que los huesos pierdan su unión superior y se separen. Para reconstruir la nariz, que será ahora más bajita, hay que volver a unir los huesos, y para ello es necesario hacerles una fractura externa y empujarlos hacia el interior hasta juntarlos.
 
Por otra parte, en la unión de los huesos propios con el frontal suele haber una espina, la espina nasal del hueso frontal, que puede ser necesario resecar, ya que si no se reseca hace de cuña entre los dos huesos propios impidiendo que se junten.
 
Cuando se produce una desinserción de los cartílagos triangulares de los huesos propios, al mirar la nariz de frente se ve como una “v” invertida que se dibuja a través de la piel. Es un signo típico de que esa nariz ha sido operada.
 
La diástasis de huesos propios puede deberse, pues, a que la fractura externa que empuja los huesos hacia dentro ha sido incompleta, a que la espina nasal del hueso frontal no se ha resecado completamente, o a que los cartílagos triangulares (que están a ambos lados de la nariz y se unen en el dorso) se han despegado de los huesos propios cuando se hizo la fractura externa o se limó el dorso nasal.
 

Cómo se corrige

En todos los casos, hay que volver a fracturar la nariz y rehacerla, ya sea para fracturar y unir correctamente los huesos, para resecar definitivamente la espina del hueso frontal o para volver a hacer la osteotomía.
 
A veces, cuando la piel es muy fina, para evitar estos problemas se recurre a injertos: se hace una laminita con cartílago de la oreja o del tabique nasal y se coloca en el dorso de la nariz en el lugar del hueso que se ha quitado para eliminar la giba.

Pide cita sin compromiso

Nuestro equipo médico resolverá tus dudas y te facilitará toda la información, tranquilidad y confianza necesarias ante una decisión importante sobre tu aspecto y salud.

Te llamaremos en horario de oficina