Más info sobre la rinoplastia · Cirujano plástico Dr Fernández Blanco

Clínicas Fernández Blanco en Madrid y Marbella, Málaga
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468

Inicio »Tratamientos »Cirugía facial secundaria » Rinoplastia secundaria » Más info sobre la rinoplastia

Rinoplastia Secundaria

Rinoplastia secundariaRinoplastia secundaria

Más info

La rinoplastia secundaria puede ser demandada por pacientes que no han visto cumplidas unas expectativas imposibles de alcanzar.

Por otra parte, es importante recordar que a muchos pacientes el fracaso de la rinoplastia primaria les acarrea graves trastornos psicológicos.

A qué se debe

Los defectos más frecuentes tras una rinoplastia primaria pueden deberse a un exceso o defecto de resección, a retracciones cicatriciales o colapsos valvulares, que dan como resultado asimetrías, narices torcidas, puntas chatas, finas, caídas, o muy cuadradas, narices en silla de montar o hundidas, etc., y provocan en muchos casos importantes disfunciones respiratorias.  
 
De todas formas, antes de tomar la decisión de operar por segunda vez la nariz es necesario dejar pasar un periodo de entre seis meses y un año.

Cómo se corrige

En ocasiones, la rinoplastia secundaria no supone más que un pequeño retoque, pero la mayoría de las veces implica correcciones considerables que incluso llegan a requerir la utilización de tejidos de otras zonas del cuerpo.
 
Dada la complejidad de las rinoplastias secundarias, el cirujano ha de ser un especialista experto, capaz de analizar las imperfecciones existentes, determinar el estado actual de la estructura nasal (carencias, necesidad de injertos, cantidad de tejido cicatricial…), detectar las causas que han provocado esos defectos, identificar las soluciones posibles, determinar la posibilidad real de llevarlas a cabo con ciertas garantías de éxito, averiguar las expectativas del paciente y, con todo, decidir si procede o no realizar una segunda intervención.
Aun así, como sucede en otras cirugías complejas, en el transcurso de la intervención quirúrgica puede ser necesario cambiar de estrategia con el fin de aportar al paciente los mejores resultados.
 
En definitiva,cuando se trata de una rinoplastia secundaria la gran experiencia del cirujano, sus conocimientos y su destreza quirúrgica son fundamentales para ofrecer al paciente una solución definitiva.
 
Precisamente por esa complejidad de la rinoplastia secundaria, en su mayoría este tipo de intervenciones se realizan con anestesia general y técnicas abiertas, que permiten al cirujano una buena visión sobre un mayor campo quirúrgico y facilitan el manejo de los tejidos, si bien algunos casos se pueden resolver con técnicas cerradas.
 
La duración del taponamiento postquirúrgico tras una rinoplastia secundaria depende de cada caso y de la técnica quirúrgica utilizada, pero en general suele ser de 48 horas.
 
En nuestra clínica, realizamos la inmovilización postquirúrgica la primera semana con una pequeña férula de aluminio, lo que mejora considerablemente el aspecto del paciente tras la intervención, y la segunda semana con esparadrapo de papel.
 
Para controlar la inflamación postoperatoria, es útil utilizar compresas frías y evitar sonarse la nariz durante 48 horas, así como dormir con la cabeza un poco elevada, no fumar y no hacer ejercicios bruscos, de hecho, lo ideal sería no practicar deportes de contacto durante seis meses. Además, hay que evitar el uso de gafas (para no apoyarlas en el dorso nasal) durante un mes.
 
Pasados 14 días de la intervención, el paciente presenta un aspecto casi normal, prácticamente sin hematomas. Las técnicas abiertas dejan una pequeña cicatriz visible en la columela, casi imperceptible con el paso del  tiempo.
 
Los riesgos de la rinoplastia secundaria son los propios de una intervención que se realiza con anestesia general. Y las complicaciones (infecciones o sangrados importantes) suelen ser poco frecuentes. A veces se observan dificultades respiratorias o irregularidades producidas por una cicatrización deficiente. En todas estas intervenciones la cicatrización del paciente es muy importante.
 
Además de toda la información facilitada por el cirujano durante la consulta, en el consentimiento que debe firmar el paciente se detallan las técnicas, los riesgos, las posibles complicaciones y las recomendaciones postoperatorias.
 
Debido a que se interviene sobre una anatomía anómala, con fibrosis y cicatrices, los resultados de la rinoplastia secundaria no pueden ser considerados definitivos hasta pasados entre seis meses y un año.

Pide cita sin compromiso

Nuestro equipo médico resolverá tus dudas y te facilitará toda la información, tranquilidad y confianza necesarias ante una decisión importante sobre tu aspecto y salud.

Te llamaremos en horario de oficina