Cicatrices periareolares · Reparación de cicatrices de reducción o pexia mal diseñadas · Dr Fernández Blanco

Clínicas Fernández Blanco en Madrid y Marbella, Málaga
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468

Inicio »Tratamientos »Cirugía Secundaria de Mamas » Cicatrices periareolares / Pexia mal diseñada

Cicatrices periareolares

Cirugía Secundaria de MamasCirugía Secundaria de Mamas

Reparación de cicatrices de reducción o pexia mal diseñadas

Qué es

Cuando se contempla la posibilidad de realizar una reducción mamaria lo primero de lo que hay que hablar con la paciente es de las cicatrices que quedarán. La mayoría de las pacientes desean tener la menor cicatriz posible, solamente alrededor de la areola, sin pensar que la calidad de la cicatriz es más importante su localización, y que cuanto más se suba la mama, mayor será la cicatriz.

En la reducción mamaria, si el tejido que hay que sacar es poco se puede formar una cicatriz alrededor de la areola; si se necesita un poco más, se extiende vertical; y si todavía se necesita más, se hace una incisión alrededor de la areola, vertical y en el surco, en forma de ancla o de “T” invertida.
 
La cicatriz más importante es sin duda la periareolar porque cuando la paciente está de frente es la que está enseñando, la del surco está escondida. Pero si necesitando más, se limita la incisión sólo alrededor de la areola, debido a la tensión la cicatriz se distiende y puede acabar siendo hipertrófica.

A qué se debe

Se debe a un exceso de tensión en el cierre de la incisión quirúrgica propia de una reducción de mama o una pexia con una gran resección de piel, por una mala indicación de la cicatriz periareolar, que hace que tras sacar mucho tejido de la mama se cierre un círculo muy grande en un círculo pequeño. Esa tensión excesiva alrededor de la areola hace que la cicatriz se estire, se ensanche e incluso se hipertrofie.
 
También puede evolucionar de manera no deseada debido a la idiosincrasia de la paciente, pero es raro que esto ocurra. Y aún más raro que evolucione a una cicatriz queloidea (cicatriz tumoral, con desorganización del tejido).
 
La cicatriz periareolar debe ser seleccionada para los pacientes que necesitan una pequeña resección de piel , cuando no es así hay que ir ampliando para repartir la tensión en otras cicatrices, no sólo alrededor de la areola, también vertical y horizontal.

Cómo se corrige

El tratamiento de estas cicatrices es disminuir la tensión. Pero también es muy eficaz para reducir esta reactividad del tejido cicatricial la utilización de corticoides ya sea tópicos, infiltrando triancinolona intralesionales u orales (urbasón 5 mg diario).
 
El cirujano debe conocer bien el manejo de los corticoides porque el abuso de los intralesionales provoca un debilitamiento de la estructura de la piel, una atrofia cutánea, y la piel queda como transparente con muchos vasos, como arañas vasculares. Hay que saber utilizarlos porque son muy potentes, tanto que pueden transformar una cicatriz hipertrófica en una piel muy fina.

Pide cita sin compromiso

Nuestro equipo médico resolverá tus dudas y te facilitará toda la información, tranquilidad y confianza necesarias ante una decisión importante sobre tu aspecto y salud.

Te llamaremos en horario de oficina