Extracción de material de relleno · Cirujano plástico Dr Fernández Blanco

Clínicas Fernández Blanco en Madrid y Marbella, Málaga
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468

Inicio »Tratamientos »Extracción de material de relleno

Extracción de material de relleno

Extracción de material de relleno

En los últimos tiempos ha aumentado mucho la cantidad de productos que se pueden inyectar en el organismo, muchos son derivados del ácido hialurónico, inocuos y reabsorbibles por el organismo.

Más info sobre la retirada de materiales de relleno

Ventaja de los productos reabsorbibles: una vez reabsorbidos, se vuelve a la situación inicial y no dejan ninguna secuela.
Inconveniente de los productos reabsorbibles: su efecto es limitado y cada vez que se quiere hacer de nuevo el tratamiento hay que volver a pagarlo. Por eso se recurre a sustancias permanentes como la silicona líquida que al principio es tolerada por el organismo, pero con el tiempo se desplaza y da diferentes problemas según el lugar donde haya sido inyectada.

El efecto de las sustancias reabsorbibles que se están inyectando actualmente dura entre los nueve meses o un año del ácido hialurónico y los dos años, a veces algo más, de la hidroxiapatita y el ácido poliláctico.
 
En cualquier caso, cuanto más tiempo permanece la sustancia en el organismo más posibilidades hay de que éste la reconozca como cuerpo extraño y reaccione contra ella formando granulomas.
 
Otra complicación rara, pero real, es que la sustancia inyectada no se reabsorba.
 
La zona en la que más problemas dan las sustancias de relleno es la zona del surco lagrimal, a veces se forman granulomas en el párpado inferior (explicación de la corrección en el apartado “Alogenosis del párpado inferior”). También se pueden formar granulomas en los labios o en los surcos nasogenianos.  
 
En la clínica nos estamos encontrando muchos pacientes que vienen de Latinoamérica con infiltraciones de silicona líquida (biopolímeros) en mamas, en cadera, en cintura y en pómulos, y es muy complejo retirarla.
 
Cuando se inyectan en el organismo grandes cantidades de silicona líquida, como ocurre en las infiltraciones en mamas y cadera, siempre hay problemas, debido a la neovascularización y alteración de los tejidos provocadas por la silicona líquida.
 
La zona infiltrada está siempre inflamada, duele y adquiere una coloración violácea; y en los casos extremos puede llegar a ulcerarse. Si se infecta, cosa que ocurre con frecuencia, el material de relleno hace de caldo de cultivo dificultando la curación.
 
La solución es la retirada del producto.
 
Nunca se puede asegurar al paciente que se va a retirar todo el producto que le han inyectado porque a veces está en tejidos muy profundos y no se pueden extraer. No obstante, si se quita una buena parte del producto, se quita una buena parte del problema.
 
Incluso en casos de enfermedades autoinmunes provocadas por la sustancia de relleno, después de haber intentado infinidad de tratamientos de manera ineficaz, al quitar el producto de manera parcial se ha solucionado el problema.